0
Tu carrito

¿Cómo Sahumar?

¿Qué es Sahumar?

Sahumar es un acto que nos conecta con los elementos de la naturaleza y nos permite admirar su poder transmutador. El humo eleva al cielo nuestras intenciones y disipa las penas, las preocupaciones y todo lo que no nos permite ver con claridad.

Los sahumerios se han empleado desde la antigüedad para realizar rituales de limpieza y protección contra las malas energías. La palabra sahumar, significa “perfumar con humo aromático”, de ahí el nombre de los sahumerios. Estos están hechos de diversas plantas aromáticas que se encargan de purificar el ambiente a profundidad con el aroma que desprende el humo de las hierbas con las que está hecho.

Un sahumerio puede ayudar, además, a alcanzar concentración o sabiduría, amor propio o de pareja, encontrar el perdón, y olvidar el resentimiento o atraer abundancia de cualquier tipo.

¿Cuándo debemos Sahumar?

Limpiar el espacio energético de una persona o un lugar físico, es similar a limpiar una casa que esté desordenada, es una acción que debemos hacer periódicamente cuando sintamos que es necesario.

Los siguientes tips te servirán para saber cuándo es necesario sahumar.

  • Te acabas de mudar a un nuevo hogar
  • Hubo una fuerte discusión en tu espacio
  • Has sentido algo mal con tu casa, te genera angustia estar en tu casa
  • Estás teniendo una racha de mala suerte
  • Te sientes demasiado cansada aun cuando no haces esfuerzos excesivos
  • Has sufrido alguna pérdida recientemente o estás en luto
  • Quieres tener una meditación especial que conecte tu mente con tu espíritu
  • Tienes un oráculo o tarot y lo quieres utilizar
  • Tienes cuarzos que necesitan limpiarse y programarse

¿Cómo sahumar?

Ahora es momento de saber cómo sahumar y para eso te dejamos las siguientes recomendaciones:

  1. Abre tus ventanas (esto permitirá que la energía negativa circule y salga de tu espacio).
  2. En tu estufa coloca el carbón boca abajo por unos segundos hasta que notes que la parte superior está rojiza. (También puedes prenderlo con cerillos de madera)
  3. Una vez que el carbón está encendido, con unas pinzas, tómalo y colócalo dentro de tu sahumador de barro, agrega un poco de las hierbas y deja que el humo invada el espacio.

    NOTA: Antes de limpiar cualquier cosa o espacio, límpiate a ti mismx. Comienza desde los pies y ve subiendo lentamente hasta la cabeza, después baja a tu corazón y termina ahí, todo este trayecto hazlo con movimientos circulares de izquierda a derecha. NOTA: recuerda la importancia de ESTAR PRESENTE e INTENCIONAR ese momento, pide al universo lo que en ese momento necesitas, por ejemplo:“Que este humo transmute las energías negativas y las cambie por positivas”, “Que este humo me ayude a que el dinero fluya fácilmente y los clientes lleguen”, “Que este humo permita la sanación y el bienestar de los espacios y las personas que estás en él”, cuando termines tu INTENCION no te olvides de decir “Hecho esta. Gracias, gracias, gracias.”
  4. Con los mismos movimientos circulares empieza a limpiar tu espacio o las cosas que quieras limpiar.
  5. Si vas a limpiar tu casa comienza por la puerta principal y ve en dirección a las manecillas del reloj hasta terminar donde iniciaste.
  6. Al terminar, coloca tu sahumerio sobre una superficie anti quemaduras y deja que se apague naturalmente. Tira las cenizas de tu sahumador con agua de la llave corriendo para que se lleve todo, o si lo prefieres, tíralas fuera de tu casa en un área donde haya tierra, ya sea un parque o alguna macera que esté en la banqueta.

Ojo con esto:

  • No uses incienso si tienes problemas respiratorios o alguna otra persona presente los tiene.
  • Tampoco se recomienda quemar incienso alrededor de mascotas o niños pequeños, ya que sus pulmones son más sensibles a las partículas en el aire.
  • Si vas a dejar tu sahumerio encendido dentro de alguna habitación, asegúrate de hacerlo en una superficie que no sea inflamable y fuera del alcance de los niños y mascotas.
  • Puedes poner en tu sahumador una cama sal, para potencializar tu intención.
  • Si tu carbón se apaga, enciéndelo las veces que sean necesarias, es probable que la energía de la persona o el lugar que estés limpiando sea muy negativa y no esté permitiendo que realices la limpieza.